Semitismos en el Griego del NT

0 Flares 0 Flares ×

EL IDIOMA DEL NUEVO TESTAMENTO

Semitismos en el Griego del NT

Un semitismo es la traducción literal de una palabra o modismo de los pueblos semitas (descendientes de Sem, hijo de Noé): babilonios, asirios, arameos, árabes y hebreos. Una cantidad de tales expresiones aparecen en el Nuevo Testamento. Por ejemplo:

http://www.bl.uk/manuscripts/Viewer.aspx?ref=add_ms_4951_f001r#

Lucas 20:21 Gospel of Luke, f 71v, 13th century, (Gregory-Aland 449; Scrivener evan. 449; von Soden ε 330): this volume contains the Gospels of Luke and John. http://www.bl.uk/manuscripts/Viewer.aspx?ref=add_ms_4951_f001r#

1. La expresión λαμβάνεις πρόσωπον [lambáneis prosôpon] (de λαμβάνω [lambánô] “tomar” o “recibir”, y  [prosôpon] “rostro”, es una traducción de la expresión hebrea nasa’ fanim, literalmente, “elevar el rostro”, que significa “considerar con favor”, demostrar parcialidad”, “hacer acepción de personas”, “discriminar”, “dejarse llevar por la apariencia”.

Lucas 20:21:
Y le preguntaron, diciendo: Maestro, sabemos que dices y enseñas rectamente, y que no haces acepción de persona, sino que enseñas el camino de Dios con verdad“.

καὶ ἐπηρώτησαν αὐτὸν λέγοντες Διδάσκαλε οἴδαμεν ὅτι ὀρθῶς λέγεις καὶ διδάσκεις καὶ οὐ λαμβάνεις πρόσωπον ἀλλ᾽ ἐπ᾽ ἀληθείας τὴν ὁδὸν τοῦ θεοῦ διδάσκεις

 2. La expresión στόματα μαχαίρης [stómata machaírês] – (de στόμα [stoma] “boca”, y μάχαιρα [máchaira] “espada”) es la misma que la forma hebrea pi jéreb, literalmente, “boca de la espada”, que realmente significa “filo de la espada”, o “espada afilada”.

Hebreos 11:34:
“apagaron fuegos impetuosos, evitaron filo de espada, sacaron fuerzas de debilidad, se hicieron fuertes en batallas, pusieron en fuga ejércitos extranjeros”.

ἔσβεσαν δύναμιν πυρός ἔφυγον στόματα μαχαίρης ἐδυναμώθησαν ἀπὸ ἀσθενείας ἐγενήθησαν ἰσχυροὶ ἐν πολέμῳ παρεμβολὰς ἔκλιναν ἀλλοτρίων

3. El término γέεννα [géenna] es la transliteración de las palabras hebreas ge hinnom, “el valle de Hinnom”, o ge’ ben hinnom, “valle del hijo de Hinom” (Josué 15:8), expresión que no podía entender un griego que no estuviera familiarizado con la topografía de Jerusalén. Para los judíos de Palestina ese valle se convirtió en un símbolo del lugar del castigo final para los impíos, y los escritores del Nuevo Testamento usaron ese término con ese sentido.

Mateo 5:22:
“Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego”.

ἐγὼ δὲ λέγω ὑμῖν ὅτι πᾶς ὁ ὀργιζόμενος τῷ ἀδελφῷ αὐτοῦ ἔνοχος ἔσται τῇ κρίσει ὃς δ’ ἂν εἴπῃ τῷ ἀδελφῷ αὐτοῦ ῥακά ἔνοχος ἔσται τῷ συνεδρίῳ ὃς δ’ ἂν εἴπῃ μωρέ ἔνοχος ἔσται εἰς τὴν γέενναν τοῦ πυρός

Este valle está al sur y al oeste de Jerusalén y se encuentra con el valle de Cedrón, inmediatamente al sur de la ciudad de David y el estanque de Siloé. El impío rey Acaz parece haber iniciado en los días de Isaías la bárbara costumbre pagana de quemar los niños, ofrendándolos a Moloc en un alto llamado Tofet, en el valle de Hinom (2 Crónicas 28:3). Manasés, nieto de Acaz, restableció esa práctica (2 Crónicas 33:1, 6; cf. Jeremías 32:35). Años después, el buen rey Josías profanó ceremonialmente los altos del valle de Hinom donde se había realizado ese atroz tipo de culto (2 Reyes 23:10), con lo cual se acabaron esos sacrificios. Como castigo por ése y otros males, Dios advirtió a su pueblo que el valle de Hinom un día sería el “Valle de la Matanza” por causa de los “cuerpos muertos de este pueblo” (Jeremías 7:32-33; 19:6; cf. Isaías 30:33).

Por eso los fuegos de Hinom se convirtieron en un símbolo del fuego consumidor del último gran día de juicio y del castigo de los impíos (cf. Isaías 66:24). Según las ideas escatológicas judías, derivadas en parte de la filosofía griega, γέεννα [géenna] era el lugar donde se reservaban las almas de los impíos bajo castigo hasta el día del juicio final y de las retribuciones. La tradición que afirma que el valle de la Gehenna (forma latina del nombre) era el lugar donde se quemaban los desperdicios, y que por lo tanto era una figura del fuego del día final, parece haberse originado con el rabí Kimchi, erudito judío de los siglos XII y XIII. La antigua literatura judía no contiene nada de esto. Los rabinos más antiguos basaron la idea de la Gehenna como un símbolo del fuego del último día en Isaías 31:9 “Y de miedo pasará su fortaleza, y sus príncipes, con pavor, dejarán sus banderas, dice Jehová, cuyo fuego está en Sion, y su horno en Jerusalén“.

4. El frecuente uso de υἱός [huiós], “hijo”, acompañado de un concepto abstracto en el caso genitivo, también tiene su origen en hebreo y en arameo. (En muchos pasajes no se nota este uso de la palabra en la traducción española. Por ejemplo, Ezequiel 25:4 dice “los orientales”, cuando el texto hebreo expresa “hijos de oriente”. En el hebreo y en la RVR-1960 de Joel 3:6 dice”los hijos de los griegos”, pero en la  LBLA y DHH  se tradujo “los griegos”). Los escritores evangélicos usaron esta palabra con frecuencia al reproducir las palabras de Jesús, quien sin duda hablaba en arameo. Estos escritores, al redactar los dichos de Jesús en griego tan fielmente como les fue posible, usaron términos tales como:

οἱ υἱοὶ τοῦ νυμφῶνος [hoi uioí tou numphônos] (lit: “los hijos de la cámara nupcial”) “los que están de bodas” (Mateo 9:15; Marcos 2:19; Lucas 5:34) = “los invitados a la boda” (BJ).

υἱοὶ βροντῆς [huioí brontês] “hijos del trueno” (Marcos 3:17) = temperamento vehemente y genio fiero.

υἱὸς εἰρήνης [huiós eirênês] “hijo de paz” (Lucas 10:6) = persona pacífica. Este hebraísmo describe al que es digno de recibir la paz que se le desea, y también se siente inclinado a recibir, y hospedar a los misioneros y a escuchar su mensaje.

οἱ υἱοὶ τοῦ αἰῶνος τούτου [hoi huioí tou aiônos toútou] “los hijos de este siglo” (Lucas 16:8; 20:34) = los que viven para este mundo. – τοὺς υἱοὺς τοῦ φωτὸς [tous huious tou phôtos] “los hijos de la luz” (Lucas 16:8) = los que viven para el mundo venidero.

τῆς ἀναστάσεως υἱοί [tês anastáseôs huioí]  “hijos de la resurrección” (Lucas 20:36) = los que serán resucitados.

υἱοὶ φωτός [huioí phôtós] “hijos de luz” (Juan 12:36) = los que viven para el mundo venidero.

Se nota claramente la influencia de la Septuaginta (LXX) en estos semitismos, porque los autores del Nuevo Testamento al escribir sobre temas espirituales inconscientemente se expresaban en el lenguaje del Antiguo Testamento en griego, la Biblia de su tiempo. Algunas peculiaridades lingüísticas que no se encuentran en el griego secular penetraron en esa forma en el Nuevo Testamento. Por ejemplo, la palabra hebrea ‘im es una conjunción que generalmente significa “si” (condicional), pero a veces es una partícula que indica una pregunta, algo así como un signo de interrogación. En otros casos – en juramentos o maldiciones – es una negación enfática que corresponde con una expresión como “ciertamente no”. Sin embargo, en la LXX se usa regularmente el griego ει [ei] como equivalente del hebreo ‘im, aunque ει [ei] normalmente sólo tiene el significado de “si” (condicional) y nunca esas otras acepciones. Las traducciones al español de Hebreos 3:11; 4:3 ocultan esta construcción especial:
No entrarán en mi reposo” (RV -1960)
εἰ  εἰσελεύσονται  εἰς  τὴν  κατάπαυσίν  μου
  ei eiseleiusontai   eis  tên   katapausin  mou
 ¡Si    entrarán           en   el        reposo     de mí!
Algunas palabras griegas del Nuevo Testamento, no son más que transliteraciones de términos hebreos, tales como Aleluya [“alabad al Señor”] (Gr.  Ἁλληλουϊά [hallêlouïá] Apocalipsis 19:1); amén [“sea así”]” (Gr. ἀμήν [amên] Mateo 6:13); maná, el pan del cielo dado a los hijos de Israel en el desierto, Gr. μάννα [mánna] Juan 6:31). Sabaoth, Gr. Σαβαώθ “[Sabaôth], “huestes”, “ejércitos” (Romanos 9:29; Santiago 5:4); hosana [“salva ahora”] Gr. ὡσαννά [hôsanná] (Mateo 21:9); y muchas otras. La forma en que estas palabras se han vuelto tan comunes en castellano ilustra el proceso por el cual primero se popularizaron en griego.
En el Nuevo Testamento también hay unas pocas expresiones arameas, tales como Abba [“padre”]” (Marcos 14:36); Efata [“sé abierto”]” (Marcos 7: 34); Corbán [“una ofrenda dedicada”]” (Marcos 7:11); Maranatha [“el Señor viene”]” (1 Corintios 16:22, RVA).

——-

EL IDIOMA DEL NUEVO TESTAMENTO

El griego, idioma universal en el tiempo del Nuevo Testamento

El idioma griego común

El koiné y los otros idiomas

Fuentes para el estudio del griego del NT

Algunas peculiaridades del Griego del NT

Semitismos en el Griego del NT

Diferencias literarias en los libros del NT

——-

Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.

Powered by WordPress | Designed by: Virtual Server | Compare Free WordPress Themes, wordpress 4 themes and
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 0 Flares ×